domingo, 22 de enero de 2017

REMONTADA, SUFRIMIENTO Y VICTORIA

Este pasado lunes día 16 de enero llegaba el partido correspondiente a la séptima jornada de Liga de Fútbol Sala, partido que nos enfrentaba a nuestros compañeros de Policía Local de Oleiros, siempre batalladores e incómodos para nuestro juego. Empezamos el encuentro con Penas en la puerta, Pochi, Meji, Iván Reigosa y Buji, quedando en el banquillo Concheiro, D. Varela y Dani Mou para cambios. Cuando aún no habían transcurrido los dos primeros minutos de partido, una pérdida de balón en las proximidades del área permitía realizar un disparo desde fuera del área que, después de pasar por medio de un montón de piernas, vi demasiado tarde y aunque logré tocarlo con el pie, el desvío entraba pegado al palo, error monumental. Era el 0-1 y tocaba remontar y aunque lo intentamos de todas las maneras ésta se hizo de rogar, pero finalmente un gol de Meji y otro de Dani Mouriño nos ponía por delante en el marcador y llegábamos al descanso con 2-1 y dominando el partido, lo que nos daba cierta tranquilidad.
En la segunda parte entraba Marcos en portería y empezamos dominado pero un error defensivo, con cierta parsimonia por nuestra parte, permitió que Oleiros lograse el empate a dos tantos, nuevamente tocaba remar, aunque para esas el equipo ya dominaba el juego lo que, en cierta medida, daba mayor tranquilidad al equipo que en una contra, llevada por Meji, el balón llegaba a D. Varela, que corría por el carril central, aproximándose al borde el área, pero en la duda entre tirar o pasar, se trastabilla y logra dar un pase a la izquierda a Pochi y éste cede al otro lado a Meji que, con un fuerte disparo, clava el balón en la mismísima escuadra, subiendo 3-2 al marcador, a nuestro favor. A partir de aquí el equipo continuó llegando al área contraria con comodidad y desperdiciando ocasiones claras de gol, entre las que cabe destacar dos de Meji, una de ellas a puerta vacía que estampó en la escuadra y una tercera de mía que sacó el portero con las piernas. Así llegamos a los últimos minutos en los que el equipo tuvo que trabajar duró en defensa, ante las acometidas de Oleiros, para aguantar el resultado. Al final y con mucho sufrimiento conseguimos una nueva victoria que nos permite seguir luchando por el título de liga. VAMOS CHAVALES...

      

PRIMERA DERROTA

En la sexta jornada de liga, jugada el pasdo día 09 de enero y contra el equipo de CSIF CNP Coruña llegó la primera derrota del equipo, el equipo de la ACD empezó el encuentro con Marcos, en la portería, Dani Mouriño, Iván Reigosa, Pochi y Meji, quedando para cambios Cocheiro, Gil, Dani Díaz, Miguel y Buji. después de unos primeros minutos de tanteo en los que ninguno de los equipos llegaba con peligro a las áreas contrarias y cuando transcurría el minuto doce de la primera parte, llegó una jugada trenzada de CSIF que se plantaron solos ante Marcos y conseguían el 0-1, unos minutos más tarde lograban el 0-2 con otra jugada de recuperación en medio campo y rápida contra y cuando el partido estaba apunto de llegar al descanso, en otro error defensivo, nos volvían a ganar la espalda y marcaban el 0-3 con el que se llegaba al descanso. 
Tras la reanudación logramos acortar distancias con un gol de Buji, en una buena jugada de todo el equipo, con el gol el equipo empezó a dominar el ritmo de juego y cuando faltaban unos ocho minutos para el final, pasamos a jugar con portero-jugador, entrando Miguel por Marcos, viendo que CSIF se defendía muy cerrado en su área y que nuestros disparos lejanos no encontraban su objetivo. La apuesta era arriesgada, pero pronto conseguimos marcar gracias a un remate cruzado de Iván Reigosa, con el 3-2 y dominando el partido con CSIF metido en su área todo era posible, pero un fallo en el pase de Meji sobre Miguel, lo recuperaba un jugador contrario que desde el medio del campo marcaba sin oposición, faltaba unos 3 minutos y el equipo siguió intentándolo, pero el gol llego demasiado tarde así ya metidos en el último minuto Miguel lograba poner el 3-4 definitivo.
Lástima de resultado, ya que era una oportunidad única para vencer a CSIF que contaba con tan sólo cinco jugadores, pero que se encontró con una relajación defensiva por nuestra parte y después aunque mejoramos ya no tuvimos tiempo para remontar, ahora sólo queda levantarse y volver al estilo de juego de las primeras jornadas, ANIMO chavales.